28/7/09

de un viaje de ida y vuelta

a mi onee-chan le han tenido que hacer un pequeño apañito en el ojo izquierdo y he aprovechado los 6 dias que contempla nuestro convenio para venirme a tenerife. en principio vengo para echar una mano mientras ella pasa la convalecencia. pero en el fondo estoy aqui escondiendome un rato a ver si pasan segun que nubarrones. el de mi jefe pidiendo un compromiso a sangre y fuego para renovarme. el de mi mismo, que soy asin de alelao y no soy capaz de decir si y luego dar el tranque. el de mi cabeza obsesiva incapaz de dejar de pensar un minuto en que carajos hago y a donde voy ahora. el de mi estupida fijacion en personas que por un motivo u otro estan siempre a mil años luz de distancia.

cuando me fui de tenerife con 18 recien cumplidos huia de la situacion que me rodeaba y la isla significaba todo lo que queria dejar atras. y ahora, ironicamente, 16 años y pico despues, he vuelto a la isla intentando dejar atras una situacion en la que no encuentro por donde tirar.

hace un par de horas me he bajado a la avenida de anaga y he echado a correr, del club nautico al auditorio y viceversa, hasta que he aguantado. y me he sentido estupendamente. en parte por el cansancio. pero sobre todo por estar donde estaba.

por estar en casa.

ojala fuera para siempre.

No hay comentarios: